domingo, 24 de febrero de 2013

32-64 bits,los juegos (IV)


Recapitulemos:
32-64 bits,los juegos (I)

32-64 bits,los juegos (II)

32-64 bits,los juegos (III)

Ahora sigamos pues

-Lucha


Seguimos estando en el ámbitos de los juegos arcade, pero esta vez dejamos a un lado los cielos nos centramos en algo más íntimo y personal, un duelo mano a mano dónde ,en la mayoría de los casos salvo honrosas excepciones como veremos, solo tú y tu rival compartiréis y morderéis la arena. Donde acción y reacción adquirirá su sentido más primitivo, donde mirar a los ojos a tu rival y comprender que va en serio, sólo uno de los dos se alzará con la victoria.


Así es cómo fue concebido éste gran género y donde el mítico y legendario Street Fighter II abrió las puertas a un verdadero boom del género. Ya hablé de ello en entradas pasadas por lo que no me entretendere mucho ,sólo decir que fue éste título el que construyó los cimientos de lo que hoy en día entendemos por juego de lucha.

Como acabo de comentar Street Fighter 2 inició la moda de los juegos de lucha allá por las máquinas arcade y las 16 bits dando lugar a una verdadera avalancha de juegos de dicho género por aquella época (Fatal Fury, Art of Fighting, The King of Fighters, las innumerables versiones de Street Fighter 2,etc), en la que si bien quizás con no tanta intensidad en las 32-64 bits éste boom seguía vigente.



Y es que si bien, como ahora veremos, en ésta generación juegos de lucha de éste estilo había para dar y tomar y con calidad de sobra, surgió un nuevo movimiento dentro del género, lucha de carácter tridimensional. Aunque quizás no sea acertado definirlo como “nuevo” ya que el título Virtua Fighter de Sega Mega Drive en las 16 bits tendría bastante que decir en éste aspecto pero no sería en ésta generación cuando éste nuevo subtipo del género de lucha alcanzara su verdadera razón de ser y reconocimiento.


Éste nuevo subtipo mantenía las bases básicas del género popularizadas por Street Fighter 2 y compañía pero con dos cambios muy significativos que le dotaban de un nuevo estilo. Por un lado, aunque muy tímidamente, en los combates podríamos hacer uso del tercer eje de coordenadas, el eje z, cosa que por ejemplo nos permitiría esquivar golpes de nuestro rival.




Y por el otro lado, aunque poco tiene que ver éste aspecto con la nueva tecnología existente, es el hecho de que éste subtipo suele apostar más por un estilo de combate más “realista” que su vertiente más clásica. 

Más adelante me centraré más en éstas diferencias, mientras tanto……. Let´s Fight!!



Tekken 3



Si hubo algún juego de lucha que de verdad golpeó con fuerza en ésta generación sin duda ese sería Tekken 3. Aunque Tekken y Tekken 2 también se crearon en ésta generación no fue hasta la tercera entrega donde verdaderamente la saga Tekken se hizo un nombre en el género de la lucha.


Tekken 3 (al igual que sus dos entregas anteriores) pertenece a la nueva vertiente de juegos de lucha que tenía por bandera las tres dimensiones, de hecho es bastante posible que fuera éste título el que verdaderamente popularizara éste subtipo, al menos en occidente. Al igual que la mayoría de los clásicos del género (ya sea de la “vieja” o de la “nueva” vertiente) ésta saga nació en los salones recreativos y luego versionada a consolas, resultando en éste caso la plataforma Playstation la que Namco utilizó para lanzar sus tres primeras entregas al mercado consolero.


Como acabo de comentar ésta saga (y más concretamente la tercera entrega) resultó ser un verdadero representante de la lucha en tres dimensiones. Mucha gente (en los que me incluyo) no había tenido demasiada experiencia con éste nuevo subtipo de juego de lucha (en mi caso Virtua Fighter y poco más) por lo que la llegada de Tekken 3 supuso un verdadero cambio que nos dejó descolocados a los aficionados a éste género que prácticamente sólo habíamos tocado  Street Fighter 2 y sucedáneos.


Y todo fue debido a la jugabilidad que presentaba. En primer lugar nos encontramos con que los gráficos no eran sprites en dos dimensiones como estábamos acostumbrados en el género sino personajes creados en tres dimensiones con un grandísimo modelado y nivel de detalle (para en aquellos tiempos vaya) que lo dotaba de un increíble nivel de realismo. Y ahora que nombro lo del realismo otro factor que Tekken 3 presentaba (y los dos anteriores) y que se alejaba enormemente de la mecánica bidimensional del género era precisamente eso, el realismo.


Ésta nueva vertiente adelantada por Virtua Fighter apostaba por una mecánica diferente encabezada por el realismo en su propuesta (o por lo menos mayor que la vertiente clásica), un ejemplo de ello es en los saltos dónde nos olvidamos de saltos de 5 metros a hacerlos de cómo mucho 1 metro, otro ejemplo puede ser en el tema de los golpes. Aunque esto depende más del carácter del propio título, en los juegos de lucha tridimensionales no solemos tener un repertorio de golpes (o por lo menos no tan destacados) del tipo de bolas de energía o movimientos imposibles entre otros.



En vez de ello presentan golpes de naturaleza más o menos realista. Además al ser en tres dimensiones en multitud de títulos se nos permite esquivar golpes de nuestro rival o alcanzarlo utilizando la profundidad. También en éste tipo de juegos y que se diferencia del estilo en dos dimensiones es que solemos tener un repertorio bastante amplio de combos a realizar,cosa que no estaba tan potenciada en el subtipo anterior. Todo ello en conjunto hace que con éste tipo de juegos tengamos una experiencia de juego más realista, aunque cómo todo depende de la naturaleza del propio juego, aún así la mayoría optan por éste estilo.





Pues todo ello y más nos lo encontramos en Tekken 3 ya que además de ser un integrantes de éste nuevo subgénero con todo lo que ello conlleva posee ciertas características que lo hacen destacar (al igual que a la saga). Como por ejemplo su ingeniosa distribución de botones y ejecución de combos, cada botón que es asignado a los golpes del mando de control representa una extremidad del luchador, así tenemos un botón que representa el brazo derecho, el izquierdo, la pierna derecha y la izquierda. Éste sistema favorece mucho la naturalidad a la hora de la ejecución del buen montón de combos que poseen los luchadores del juego.


Otra característica, aunque quizás menor, que diferencia a Tekken 3, y que personalmente me gusta mucho, es la eficacia de los golpes debido a diversos efectos tales como rayos o bolas de energía conjunto a su sonido característico que se representan en pantalla debido al nivel de fuerza de nuestro golpe o combo, éste detalle hace que de verdad sientas el golpe que acabas de dar o de recibir.


Y la guinda del pastel, el plantel de luchadores. Todo buen integrante del género de la lucha no es nadie si el plantel de personajes no acompaña, y Tekken 3 no es la excepción. Uno de los motivos por el cual Tekken es Tekken es por sus luchadores y la historia que esconden detrás, resultando por encima de la media en éste tipo de juegos. Heihachi Mishima, Jin Kazama, Yoshimitsu, Nina Willians, Bryan Fury o Hwoarang entre bastantes otros forman un espectacular y bien diferenciado plantel de luchadores, resultando cada uno de ellos con un estilo de propio de lucha (Taekwondo, Capoeria, Karate, Kickboxing,etc) bien diferenciado. 



Además conviene nombrar que Tekken 3 también destacaba en sus diferentes modos de juego, complementando la lucha clásica uno contra uno con curiosos modos que se alejaban un poco como por ejemplo el modo Tekken Ball que nos teletransportaba a un partido de vóley playa o el mítico Tekken Force donde el luego de lucha se convierte en un “yo contra el barrio” de toda la vida.


Tekken 3 resultó todo un fenómeno de masas allá en 1998 en su salida, sobre todo en occidente, teniendo bastante que ver en la popularidad de la saga siendo una saga que sigue en perfecta forma en la actualidad.




Soul Blade


Se podría decir que la desarrolladora japonesa Namco es una de las más importantes cuando hablamos,entre otras cosas, de juegos de lucha de carácter tridimensional, sobre todo en ésta generación y es que aparte de Tekken otra saga que Namco creó y que sigue siendo uno de los grandes de éste género en la actualidad es Soul Blade ,nombre actualizado en las 128 bits por Soul Calibur.



Al igual que Tekken, y otros muchos títulos del género, Soul Blade (o Soul Edge como se conocía en Japón) pasó primero por los salones arcade y de ahí al mercado domestico con igual destino que Tekken, o sea, para Playstation.


Soul Blade es el resultado de mezclar diversos atributos de sus diferentes hermanos en el género como el mismo Tekken, Virtua Fighter o incluso títulos de lucha bidimensionales como Samurai Shodown añadiendo otros propios y lo más importante, no muriendo en el intento, de hecho resultó ser todo lo contrario.


La mecánica básica de Soul Blade es la primordial de éste tipo de títulos del género en 3D pero como he comentado antes tomando prestado ciertas ideas de otros títulos de lucha bien potenciándolas o dotándolas de un enfoque característico.


Por ejemplo de Virtua Fighter coge la idea de luchar sobre un ring de dimensiones finitas. Esto es que luchamos en una especie de escenario cuadriculado con ciertas dimensiones y que si nos caemos de él por error o bien nos tira nuestro rival el combate habrá finalizado pero en nuestra contra, perdiendo por ello el round. Ésta característica le dota de un plus estratégico a los combates y hace que midamos bien nuestros pasos o aprovechemos el del enemigo para lanzarlo fuera del escenario.


Una característica que va muy ligada a éste punto es el hecho de que Soul Blade presenta un movimiento tridimensional del personaje sobre el escenario más ágil y completo que en otros títulos como Tekken por ejemplo, potenciándolo más en secuelas sucesivas y todo ello ya de paso con unos escenarios muy bellos y recreados para el género en el que estamos.


Y quizás la característica fundamental que hace Soul Blade destacar por encima de otros y que incluso a día de hoy resulta una característica que no es muy común verla en éste género es que éste título deja a un lado los puños desnudos y nos muestra que con armas blancas los combates pueden ser igual o incluso más emocionantes.



Al igual que la saga Tekken o Virtua Fighter entre otras cada luchador se caracteriza por tener un estilo marcial único que hace que nos decantemos por unos o por otros. Soul Blade sigue ésta misma premisa pero añadiendo y potenciando a ése estilo de lucha con armas. Espadas, espadones, varas, hachas, garras,alabardas,etc cada personaje estará especializado en una de ellas y dotan de una nueva experiencia a éste género al igual que una nueva forma de atacar y defendernos de nuestro adversario.





Por ejemplo no será lo mismo manejar o enfrentarnos con la frágil pero letal Taki , poseedora de dagas que a la mole de Rock que lleva un hacha por bandera o frente al espadón a dos manos del caballero Siegfried entre otros. Y ya de paso hacer hincapié en los personajes que tiene el juego así como los introducidos en entregas sucesivas de la saga, con unos diseños muy buenos.


Otro factor a comentar es la historia, que en ésta y en cada una de sus secuelas va siempre girando en torno a la enigmática y poderosa Soul Edge, una espada que dota de un inmenso poder a su portador y que de una manera o de otra los luchadores tendrán contacto con ella con diversas motivaciones personales y objetivos. En muchas ocasiones las historias de los personajes se cruzan entre sí quedando una historia global muy interesante, sobre todo para el género en el que estamos. Además relacionada con ella podríamos decir que éste título y saga poseen un gran contenido para el jugador, con campañas para cada personajes o modos de juegos muy currados.



Luego quizás Soul Edge y la saga en general poseen un ritmo de juego más alto que Tekken por ejemplo, resultando los combates más rápidos y ágiles.


Aunque por el contrario, a pesar de poseer un sistema de lucha muy bueno y lleno de combos no suelen ser tan profundos como el de un Tekken o un Virtua Fighter, resultando ser, dentro de las sagas grandes de éste género, de las más “lights”.


Como al principio he comentado Soul Blade ha pasado de ser un solo juego a toda una saga debido a su gran calidad(enumerándose bajo el nombre de Soul Calibur) situándose entre los grandes del género siguiendo en plena salud en la actualidad.



Marvel vs Capcom


Antes de seguir con éste título sería conveniente repasar o saber cual es el significado y el sentido del palabro inglés “Crossover” basado en videojuegos. Un crossover se dice que es cuando dos universos en principio inconexos, por exigencias del guión éstos se juntan en un solo título dando lugar, en multitud de ocasiones, a algo único y espectacular.




Por ejemplo pensemos un momento en los universos pertenecientes a que se yo, al gigante de los cómics Marvel capitaneado por todo un ejército de superhéroes del calibre de Spider Man, el Capitán América, Iron Man o Lobezno entre un sinfín más, y por otro lado pensemos en la compañía de videojuegos Capcom creadora de títulos del calibre de Street Fighters, Strider, Megaman,etc.



Marvel y Capcom, dos compañías que a simple vista poco o nada se tienen que ver, pero hagamos un esfuerzo e imaginemos que por algún casual sus universos se juntan en forma de un videojuego y más concretamente en un juego de lucha al estilo clásico. Una locura pensaran unos y una genialidad dirían otros, ¿Spider Man encontrándose con Ryu? ¿ el increíble Hulk liándose a puñetazos con Chun-Li? ¿o Morringan batiéndose en duelo con Gámbito?.


Pues dicho y hecho, esto será lo que nos encontremos en el videojuego de lucha producido por Capcom Marvel vs Capcom, donde parte del universo de los cómics de Marvel se enfrentarán con varios de los personajes que protagonizan los juegos de Capcom en forma de juego de lucha.


Aunque dicho esto éste título no surgió de la noche a la mañana, en ésta generación Capcom ya había producido otros juegos (de lucha también) basados en Marvel y crossover también con Capcom. De hecho éste Marvel vs Capcom fue el tercer crossover que produjo Capcom junto con Marvel, empezando primero con X-Men vs Street Fighter, aumentando el nivel más adelante con Marvel Super Heroes vs Street Fighter y ya tirando la casa por la ventana uniendo los universos en todo su esplendor con éste Marvel vs Capcom.


Además antes de éstos crossover Capcom ya había experimentado con Marvel con los juegos de lucha X-Men: Children of the Atom y Marvel Super Heroes (desde luego el acuerdo con Marvel fue muy provechoso). Resultando todos ellos de origen arcade y luego transladados a consolas domésticas repartiéndoselos entre Playstation y Sega Saturn en las 32-64 bits.


El concepto de ésta multitud de juegos era similar, perfeccionándolos a cada entrega hasta llegar a Marvel vs Capcom. La jugabilidad de éstos títulos cogía la base de Street Fighter 2 con sus variantes y la nueva subsaga Alpha pero con bastantes cambios. Quizás el más importante de ellos es el digamos cambio de mentalidad, tenemos que Street Fighter junto con sus diferentes subsagas siempre han perseguido un estilo más técnico y calmado (dentro de que éste género suele ser muy veloz) pues eso iba a cambiar con Marvel vs Capcom y demás crossovers anteriores.


En éstos títulos vemos un aumento considerable de la velocidad y del frenetismo de los combates, así como unos combates muy espectaculares llenos de efectos muy exagerados al estilo de super saltos, rayos de energía que ocupan toda la pantalla,etc además de ser títulos menos exigentes en cuanto a movimientos, combos y demás siendo relativamente fácil realizar super movimientos y combos de un elevado número de golpes.


Otro factor muy importante y que introdujo X-Men vs Street Fighter resultando uno de los elementos más característicos de éste nuevo estilo es el uso de las parejas en los combates. Antes de iniciar el combate el juego nos daba la oportunidad de elegir dos personajes en nuestro equipo al igual que otros dos para nuestro oponente por lo que estamos hablando ,con ciertos matices, de combates de dos contra dos, aunque no de manera simultánea pero casi. 


A diferencia de The King of Fighter que dicho sea de paso fue el primero que introdujo la idea de crossover y de la lucha por equipos aunque no al mismo nivel(por popularidad más que nada) que éstos primeros título de Capcom creo recordar (y repito creo recordar) que podíamos cambiar de pareja en medio del combate dotando al juego de un nuevo nivel de velocidad y espectacularidad (ya de por sí). Ésta fórmula se perfeccionó en Marvel vs Capcom introduciendo, a parte de la pareja, un tercer personaje seleccionable que hacía las veces de apoyo realizando una acción ya sea ofensiva o defensiva y desapareciendo al instante.


Todos éstas características, como he dicho antes, se introducían y se mejoraban en cada entrega hasta llegar al último producido de ésta generación Marvel vs Capcom así como la plantilla de personajes, introduciendo nuevas incorporaciones en cada entrega o bien “trayéndolas” de otros títulos.


Por ejemplo en Marvel vs Capcom manejaremos por parte de Marvel a Lobezno, Spider-Man, Venom o el Capitán América entre otros y por parte de Capcom a Ryu, Morrigan, Strider o Capitán Comando. En la mayoría de las veces las incorporaciones de Capcom fueron cogidas directamente de sus otros títulos como Morrigan de Darkstalker o Chun Li de Street Fighter Alpha 2, modificando en parte sus movimientos para adaptarlos al nuevo sistema de juego.


Como ya he comentado antes fue el título The King of Fighters el que llevó la idea del concepto de crossover y lucha por parejas que encontramos en Marvel vs Capcom y anteriores pero dándole de mucha velocidad, espectacularidad y facilidad en el manejo. Ésta clase de títulos adquirieron una enorme popularidad por lo que ya sean del universo Marvel o de otros como el de Tatsunoko o incluso de Tekken podemos encontrarnos crossovers en la actualidad creados por Capcom. 


Super Smash Bros 64



Ahora le tocaba el turno a Nintendo 64, la cual no estaba muy fuerte en éste género pero tiene en su haber éste curioso experimento en forma de juego de lucha.Y es que la palabra experimento cuando hablamos de éste juego no va muy desencaminada por su peculiar sistema de juego como a continuación veremos.


Visto la moda de los juegos basados en crossover como The King of Fighters o Marvel vs Capcom y similares, Nintendo no vio mejor oportunidad que ésta para aprovechar su mejor baza, que era la misma Nintendo. Me explico, pocas compañías desarrolladoras de videojuegos tienen tantas sagas míticas podríamos decir que la propia Nintendo. Super Mario Bros, The Legend of Zelda, Metroid, Pokemon,Star Fox,Kirby son solo algunas creadas por la gran N, eso Nintendo bien lo sabía por lo que decidió aprovechar y potenciar dicha baza bajo el nombre de Super Smash Bros 64.


Por lo que Nintendo bajo éste título decidió poner en pie de guerra  a todas éstas sagas en un mismo juego de lucha. Al igual que los crossovers antes mencionados en el juego aparecían personalidades de universos diferentes, en éste caso muchos de los englobados bajo la compañía Nintendo. Pero no nos precipitemos ya que prácticamente ésta era el único punto en común (bueno quizás dos) con éstos juegos.


Nintendo, a parte del factor crossover, sólo cogió la mecánica de juego de en dos dimensiones de la lucha en 2D en la que sólo nos movíamos por un “plano” bidireccional, ya que tanto los personajes como los escenarios estaban creados en 3D poligonales, para producir éste juego, por lo que Super Smash Bros 64 podríamos decir que mejoró y popularizó un nuevo estilo de lucha.


Quizás lo primero que nos llame la atención en el juego sean los escenarios. En Super Smash Bros 64 la importancia de los escenarios de por sí es bastante mayor que la de otros títulos de lucha. En la mayoría de títulos de lucha tanto de carácter en 2D como en 3D el escenario no deja de ser un escenario plano tematizado con algún tema en cuestión pero que nada influye en los combates (o por lo menos de la misma manera que en ésta Smash influye), éste título venía a cambiar esto.


En Super Smash Bros 64 (y en sus secuelas) los escenarios influyen directamente en la jugabilidad en las batallas, me explico, éste título abandona en concepto de plano y “mononivel” que poseían los escenarios de la mayoría de juegos de lucha, aquí podemos tener escenarios de varios niveles en la misma pantalla, elevaciones, partes del escenario que se mueven, incluso secciones de plataformas en el mismo combate, realmente muchos de sus escenarios cobran vida.


Éste factor hace que no sólo tengamos que centrarnos al completo en nuestro rival o rivales, sino que tendremos que echarle un ojo al escenario ya sea para salvar nuestra vida o para aprovecharlo a nuestro favor.


Pero aún hay más, los escenarios no son ni mucho menos la única diferencia frente a otros títulos del juego. Como por ejemplo el hecho de que no existe una barra de vida como tal para derrotar a nuestro rival, sino que se basa en porcentajes. Cada personaje posee un determinado número de vidas (en su modo más clásico) y para acabar con cada una de ellas tendremos que “sacarlo” de la pantalla y del escenario en cuestión. Para ello existen los porcentajes pues resulta que por cada golpe que damos a nuestro rival su nivel porcentual aumenta, y cuanto más alto es su porcentaje más fácil será sacarlo fuera de la pantalla.





Otro cambio relevante y que hace los combates más interesantes es el uso de objetos. Desperdigados por el escenario aparecen a lo largo del combate una serie de objetos que harán de nuestro combate una bendición o una maldición. Objetos que nos bajan nuestro porcentaje al tomarlos o armas que nos harán más fuertes son buenos ejemplos de éstos objetos.


Esto se hace más relevante  el hecho de que tanto la mecánica del juego cómo su jugabilidad está pensada para disfrutarla al completo con cuatro jugadores simultáneamente. Por lo que cuatro personajes simultáneamente, la calidad de los personajes ya que como he comentado antes manejaremos a alguno de los héroes de Nintendo del tipo de Super Mario, Kirby, Donkey Kong o Link entre otros.


Además de objetos y los peculiares escenarios hacen de una experiencia muy frenética y sobre todo divertida y asequible,no posee movimientos y combos complicados así como su número por lo que resulta bastante sencillo de controlar si logras adaptarte y seguir su frenético y a veces caótico ritmo. 




Ya otros títulos antes de éste Smash aparecieron con ésta peculiar mecánica de juego que acabo de comentaros pero sí que es verdad que fue éste título el que dio conocer a más público éste subtipo de juego de lucha. Aún así no sería hasta su secuela en las 128 bits con Gamecube donde se llevaría a un nuevo nivel de perfeccionamiento y popularidad ésta saga destinada a aparecer en cada consola sobremesa de Nintendo hasta la fecha.


Tenemos una generación donde un nuevo estilo de lucha en 3D entrara para quedarse de una manera más agresiva. Os he hablado de, bajo mi opinión, las dos sagas creadas en la 5º generación (Tekken y Soul Blade) que junto con Virtua Fighter (nacida en las 16 bits) forman parte del panteón del género de lucha tridimensional aunque quizás habría que dejar paso a un cuarto miembro que también nació en ésta generación pero que no sería hasta generaciones posteriores donde realmente se tomaría en serio, la saga Dead or Alive.




Otra saga que si bien no llega a ese nivel pero crea un estilo propio y que también salió para Playstation es Bloody Roar donde nuestros luchadores tenían la habilidad de transformarse en bestias. Y me dejo unas cuantas más como la saga Toshiden por ejemplo.


A pesar del boom de la lucha tridimensional en ésta generación no quiere decir que el estilo en dos dimensiones se dejara a un lado, de hecho ni mucho menos ocurrió así. De esto se encargarían principalmente dos compañías SNK y Capcom, siendo la primera menos “visible” al lanzar la mayoría de sus productos en la consola minoritaria Neo-Geo, por lo que para el resto de los mortales que poseíamos consolas más “mundanas” como Playstation o Sega Saturn Capcom sería la abanderada de éste género en 2D.


Ya no sólo los títulos creados para Marvel y sus crossovers mencionados antes sino toda una cantidad de otros titulazos como la increíble y actualizada nueva subsaga Alpha de Street Fighter, siendo Street Fighter Alpha 3 mi Street Fighter favorito, lanzada tanto para Playstation como para Sega Saturn, si seguimos también con Street Fighter también se lanzó una reinterpretación de la serie en las tres dimensiones con Street Fighter EX.


O si nos vamos a nuevas creaciones, también por parte de Capcom, la genial trilogía Darkstalker o el impactante Rival School. También si seguimos hablando de la mecánica de lucha clásica en dos dimensiones nacería un gigante dormido que realmente demostraría en la generación de las 128 bits su inmenso poderío como es la saga Guilty Gear por el estudio Arc System Works.


Todo ello sin olvidarnos del fructífero y gran experimento ya mencionado que supuso Super Smash Bros 64 y sin tener en cuenta a la otra gran experta del género SNK con titulazos para Neo-Geo en aquellos años como los diversos The King of Fighter, Samurai Shodown o The Last Blade.De la mano de Squaresoft saldría Ergheiz, un curioso juego de lucha donde parte de su plantel de luchadores era ,como no podría ser de otra manera, personajes del universo Final Fantasy como por ejemplo Cloud de Final Fantasy VII.




Quizás no se pueda decir claramente que éste género no haya tenido una fiebre tan alta que en las 16 bits con Street Fighter 2 (quizás el punto más álgido alcanzado por éste género en cuestión de popularidad)  o quizás sí quien sabe, pero no se puede decir que ha estado corto precisamente en la 5º generación de consolas en éste género donde aparte de recibir joyas del estilo clásico en dos dimensiones se introdujo potencialmente el estilo tridimensional del género por la puerta grande.


Género dónde Sega Saturn y Playstation se beneficiaron bastante tanto en 3D ,Tekkens y Soul Blade entre otros mencionados para Playstation y Virtua Fighters 2(grande del género),Virtual On (curioso juego de lucha basado en robots “mechas”),etc tanto como en 2D como los títulos mencionados anteriormente los cuales muchos de ellos salieron para ambas (Street Fighter Alpha 3 por ejemplo). Lástima que de Nintendo 64 no podamos decir lo mismo quitando a Super Smash Bros 64, genero débil en esta consola aunque también con titulazos como Killer Instic Gold , Mace: The Dark Age o Mortal Kombat 64.



6 comentarios:

Paco dijo...

Para leer tu entrada he copiado el contenido del post en el word, le he quitado las imágenes y le he puesto de tamaño de letra a 12. Ocupa 10 páginas XDDD.

A mí la verdad es que en esa época me engancharon bastante los juegos de lucha. El Tekken 3, el Dead or Alive y el Virtua Fighter le eché horas y horas a cada uno de ellos. Ahora entre que cada vez tengo menos tiempo libre y me enganchan menos a excepción estoy prácticamente desentrenado y la última partida a un juego de luchas fue con vosotros en alguna quedada con el Super Smash Bros Brawl.

Cristian Abellan Fernandez dijo...

Paco las entradas potentes y sustanciosas como tienen que ser hombre,tengo un reputacion que mantener jajajajaja.

De todas formas pocos juegos sirven para jugar partidas cortas tan bien como los de lucha, y si son en portatil ya ni te cuento.

Nada a ver si un dia que quedemos se trae Antonio el Tekken 3 que tiene y a darnos de leches jajajaja.

Akhnu dijo...

Yaaaa! Yo al tekken no sé, fue mi primer juego de lucha, me encantaba. Recuerdo el irme a la tele de 14" de la habitación de mis padres y estar ahí dándole a los botones XD Pues le dediqué unas cuantas horas. Y si me hubiese leído esta entrada, me habría acordado de llevarlo el otro día a tu casa, supongo XD

Luego, qué decir, excepto SMASH SMASH SMASH SMASH SMAAAAASH!!!!!!!!! Uno de los juegos que más han influído en mi vida de jugón, claramente. Recuerdo escuchar hablar del juego cuando aún no tenía ni una remota idea de lo que sería, y saber que fue mi primer juego que compré junto a la GameCube... Qué tiempos aquellos XD Y la de horas que le habré echado, y en casa de Pedro y de Manu lo mismo... Juego multijugador perfecto. Y ahora en tu casa, siempre que Paco se lleva la wii XD Smash es grande!!!

Pues hala, otra entrada harto interesante, lástima que para mis ojos se haya quedado eclipsada por SMASH!!! XD

Cristian Abellan Fernandez dijo...

Siii Antonio,estas en racha jajajajaja eso esta muy bien.

Claro tu al Smash de la 64 no has jugado no? Yo me lo alquile en su dia y vaya tela menuda cosa mas extraña de juego pense de primeras (plataformas,porcentajes, luchas a 4 simultaneas,objetos) jajajajaja. Eso si el que si que salia por la puerta grande como bien comentas es el Melee, vaya impacto despues del de 64 que eso era mas un experimento que otra cosa jajajaja, el de 64 parece que vaya incluso a camara lenta.

Nada tio me alegro de que te guste, la siguiente entrada tambien tendra sorpresa.

César dijo...

Pues nada Cristian, después de leer tu entrada decirte que me siento más culto en lo que a este género se refiere.

Probar, probar, decir que al único que realmente jugué en su tiempo fue a Tekken 3 y era divertido, sobre todo en multijugador.

También decir que tu entrada me ha ayudado a darme cuenta de las diferencias entre las diferentes sagas, ya que quitando el Smash a mí siempre me parecieron todos los juegos de este tipo iguales y me costaba distinguirlos, quizá porque nunca se me dieron bien.

Cristian Abellan Fernandez dijo...

Gracias Cesar,me alegro mucho que te este "culturizando" y que te guste jajajajaja.

Como comento el paso a las 3d de los juegos de lucha fue bastante interesante y hubo muchos cambios al respecto, sobre todo le dieron un enfoque algo mas realista.

Aun asi y como bien comentas tambien salieron "clones" aunque de una manera no tan excesiva como cuando el boom de street fighter 2 que ahi si que salieron un buen puñado de imitadores.

Y tampoco me extraña que los vieses casi todos iguales si no estas puesto en el tema aunque esto es como si ahora yo te digo que el Starcraft y el Company of Heroes son iguales jajajajaja.

Pero nada tio aqui esto yo para aclarar ideas o no.... jajajajaja.

Lo dicho gracias por comentar